domingo, 15 de noviembre de 2009

Este blog es una ruina


Ya ni recuerdo cuando fue la última vez que hice una entrada a mi propio blog. Así soy para todo.
Casi todo es disculpable, espero que esto también.

Como algunos ya sabéis, hace nueve años me hice librero... ¡tachin, tachin!, profesión de riesgo donde las haya: lecturas inagotables, sosiego, tranquilidad, trabajo relajado, conocer a gente del mundillo literario, conferencias, presentaciones, JA,JA,JA. Todo era un bello sueño. El trabajo es inacabable, podría estar en la librería 24 horas al día y me faltarían horas y días.Y como se te ocurra apuntarte al servicio de novedades de varios grupos editoriales, cuando te descuidas tienes 50 o más cajas de libros a tu alrededor pendientes de dar de alta y colocar en estanterías. Permitirme que os diga que mi librería tiene un espacio al público de unos 60 metros cuadrados, más o menos. Por supuesto ya no tienes tiempo para nada más. ¿Y las devoluciones? Devolverás lo que la editorial quiera tomarte, aunque tú no hayas pedido los libros, ellos ponen las condiciones y tú, ejem (perdón) el culo. ¿Y por qué no hablar de la campaña de texto escolar? Fraude por donde lo quieras coger. Las librerías sólo podemos devolver un 12 por ciento de las compras realizadas, o sea de cada 1000 € 120 se pueden devolver, el resto si no lo has vendido te lo comes con patatas, porque por supuesto al curso próximo esos libros ya no valen, por que incorporan un cuadernillo, un CD o por que los han cambiado en el colegio. Fantástico, miles de euros para mandar a Marte con la ayuda de la NASA. Por supuesto las editoriales nunca se equivocan al enviar los libros, es el librero que es un "capullo" y no ha puesto el ISBN correcto. Pues mire ¡vayánse a la m...!

Hablemos de los escritores. Gente especial: culta, curiosa, transigente, ilustrada, purista. Sobre todo, los escritores locales. Todo un mundo de sensaciones, como dice el anuncio. Los hay que piensan que su libro, es el único que tenemos a la venta y se extrañan que en la primera semana no se hayan vendido, al menos 200 o 300 ejemplares, que si yo no le presto la atención debida, que por que no lo coloco en un lugar más privilegiado, que a todo el mundo que entra se lo debo mostrar y además vender, etc. Los hay que son más cautos, pero te miran como diciéndote: "eres un librero infiel, no tienes ni idea del gran libro que he escrito, te sacaría los ojos si pudiera...", esas cosas se notan, hay si ellos supiesen lo que se nos pasa a nosotros por la cabeza.
Y para acabar los hay que son sencillamente fantásticos, y lo subrayo: fantásticos. Un saludo a todos ellos.

Para acabar, soy muy feliz con mi profesión, por que me encanta estar rodeado de libros, poder escoger cualquiera, comenzar a leer cientos, recomendar a noveles lectores y no tan noveles, hablar sobre diversas lecturas, autores, y formas y modos tanto de escribir como de leer, en fin, que me gusta mucho mi trabajo...............y por hoy ya esta bien...

6 comentarios:

Naturaleza Cosmica dijo...

Un estupendisimo blog y la profesion es mejor aun.

Yo lo considero un guardian de la sabiduria.

Un abrazo

Juan Antonio Torron Castro dijo...

Rosa un saludo afectuoso, me alegro que te gusten mis fotos y que te recuerden tu estancia en Barcelona, me llena de satisfación el que así sea.
Lo siento Rosa, pero me cuesta muchísimo el redactar dos líneas y quizás por eso, intento expresarme con las imágenes, de todas formas la que tú quieras te la comentaré.
Pasemos a lo que procede: tu blog, es precioso y ya se vé a las claras que a tí si que te gusta y disfrutas escribiendo. Por favor sigue haciéndolo que construyes parte de nuestra cultura con tus comentarios, tambien me sumo a la felicitación del 2009, para tí y todos tus lectores, un saludo.-

Rosa Cáceres dijo...

Bueno, esto marcha jajaja, el blog vive, aunque se haya colado un comentario que era para mí, en fin...al menos hace bulto jajaja
Vaya, vaya, con los escritores locales ¿soy yo una de ellos? ¿De qué tipo soy? ¿me has captado enviándote maldiciones en arameo por librero infiel, dado que en Orihuela no vendo ni un ejemplar de mis novelas?
Espero que no, por Dios.
Tú eres un librero de los que engrandecen esa VOCACIÓN.

José María Piñeiro dijo...

Ojalá se extendiera el virus de la curiosidad y de la lectura en vez de otros. Así recompensaríamos a autores y a libreros como corresponde. Ánimo en tu perseverancia. Un saludo.

Jenofonte dijo...

Me atreveré a hacer un comentario, tal vez porque algunas de las palabras me han traído recuerdos de mi padre.
Mi padre, que fue toda la vida pobre y por lo tanto solo podía comprar con sacrificio un libro a las mil y quinientas, soñaba con ganar un premio de la lotería, no para comprar casas, automóviles o darse la gran vida, sino, decía, para comprarse una librería. Para nada le importaría si el negocio marchaba o no marchaba, ¡pero que placer el estar todo el día rodeado de libros...!
Quiero creer que hay un cielo en el que los que han sido buenos reciben su premio, si es así, ahí debe estar mi viejo, en su librería.
. . . . . . . . . . . . .
De lo demás, bueno, leo "Año Nuevo y larga vida al libro" (de Rosa Cáceres) y me doy cuenta, con sentimiento, de que ha dado la vuelta el año y sus palabras pueden servir para dar de nuevo el mismo mensaje, como una voz que clama en el desierto...
. . . . . . . . . . . . .
¿Que como llegué aquí?, bueno, hice clic en Siguiente Blog y como a veces sucede, eso funciona como una puerta mágica que se abre al otro extremo del mundo... y doy las gracias por eso.

Jenofonte dijo...

No, este Blog no es una ruina, pero con una entrada al mes (¿o debe haber conjunción de astros o eclipse de luna?), es poco lo que se le puede seguir, por muy interesante que parezca...