lunes, 31 de marzo de 2008

No desaparecerán los libros

Supongamos que en un futuro, más o menos próximo, se decreta que la edición en papel de obras literarias y científicas es un crimen contra el medio ambiente y, en definitiva, se prohibe imprimir ni un solo volumen más. Bien, pues aun así, ya hay tantos libros en el mundo que si ni sobreviene un cataclismo (en cuyo caso me temo que no solamente los libros iban a desaparecer) o tenemos libros para unos cuantos siglos. Quizás las novedades no vean la luz en páginas impresas, sino en pantallas diversas, fruto de los avances tecnológicos que ya goza la Humanidad, pero habrá viejos volúmenes, amarilleados por el tiempo, joya de anticuarios tal vez, caros, otra vez como lo fueron en tiempos pretéritos, al alcance de bolsillos bien provistos... Todo puede ser, pero habrá libros, los habrá para deleite de los bibliófilos y para recordar al ser humano que hubo un tiempo en que "todo estaba en los libros".

2 comentarios:

Manuel Francisco Montijano Egea dijo...

La opinión de Rosa en esta anotación es muy acertada. La comparto en su totalidad. Es más, mi impresión es que hay un renacer en la edición de el libro impreso y con unas calidades renovadas, apoyandose en la inicial edición digital de el mismo. Un texto que se lee por muchas personas en una pantalla de ordenador e incluso un móvil, termina editandose en diversos formatos, incluso llevandose al cine.

Por eso me sumo a lo que escribe Rosa y como ella ha escrito en este espacio virtual que compartimos, os animo a leer, a ensimismaros en lo que las palabras nos transmiten. A soñar y vivir con ilusión estos tiempos que, a veces, son difíciles. A veces ocurre que un supuesto enemigo, es en realidad, nuestro mejor amigo. Seguiremos hablando de libros que huelen y se pueden tocar, por un tiempo infinito ... un ejemplo podría ser www.cultivalibros.com

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Hola.

Y nosotros que lo veamos, Rosa.