martes, 29 de mayo de 2007

Memorias de un librero 3

Erase una vez... al levantarme, más bien con pocas ganas, lo reconozco, he sentido de nuevo su cuerpo, rozándome.
Inmediatamente he entrado a la ducha, fresca y revitalizadora como mandan los cánones de la ducha mañanera, enjabonado y con los ojos cerrados ( por aquello del picor), su mano frotaba, como sólo ella sabe hacer, mi espalda.
Tras lavar cara y dientes, he preparado un desayuno a la española: una taza de café y una cucharadita de miel con jalea (alguien me dijo que era muy bueno para limpiar el organismo, en fin...), y la he oido trajinando con los últimos enredos de la mañana antes de salir al trabajo.
He bajado a la cochera, es inevitable moverse por la ciudad en vehículo, las distancias, el tiempo, las prisas, el trabajo, ¡Ah!, no, ahora a la vida la llaman stress; y he notado como posaba sus labios en mi mejilla y ronroneaba un hasta luego cariño.
De camino al trabajo he creido que sonaba una llamada al telefono móvil, no, lo había dejado en casa, era imposible, pero escuchaba su voz, su eterna, suave, limpida, acariadora voz, que repetía incansablemente y dulcemente: te quiero, te quiero, te quiero...
- ¡Hola, Pedro!
- ¡Hola!
- ¿De vuelta al trabajo?
- Pues sí.
- ¿Cómo lo llevas?
- Bien.
- Es muy duro perder a alguien tan querido y de esa forma, aquí en la oficina, tus compañeros hemos pasado una semana muy dura, por que os apreciamos
- Gracias
Pero ellos no saben que ella no ha muerto, por que todas las mañanas me rozo con ella, nos duchamos y desayunamos juntos y nos despedimos con un te quiero. Eterno.

2 comentarios:

Juan José dijo...

Saludos Vicente:
Soy Juanjo (de Alicash) y acabo de descubrir tu blog.
Me parece muy interesante la manera que tienes de mimar la literatura y sus autores.
Aquí te remito a mi blog, dedicado a la historia de Alicante y provincia a través de fotografías antiguas.
En él, hablamos hace poco de MIguel Hernandez.
Saludos
http://alicantevivo.blogspot.com/2007/06/miguel-hernandez.html
Por cierto, ahora mismo lo pongo en mi lista de vinculos a blogs favoritos.
Chau

Joaquin dijo...

Precioso relato, Vicente. Acabo de descubrir tu blog (aunque la libreria la conozco desde hace años) y quiero felicitarte por el trabjo que haces tanto aquí como allí. Un saludo.
www.flogup.com/alosquebuscan